Jésica preparó su parto con el curso online de Parto Positivo ¡Enhorabuena Jésica! Os dejo con su testimonio:

A Comienzos del tercer trimestre de mi embarazo, mediados de Marzo, comenzó la pandemia en Argentina por lo cual se decretó una cuarentena estricta. Venía llevando mi embarazo perfectamente pero con el aislamiento entré en pánico. Me daba mucho temor pensar en el día del parto; imaginar que mi marido no iba a poder estar conmigo en el momento más importante de nuestras vidas me llenaba de tristeza. Y a eso tuve que sumarle todas las historias de partos complicados que escuché durante toda mi vida. El aislamiento y la carga negativa que tenía de la palabra “parto” me llenaban de miedo. Sin embargo, un día decidida a sacar el temor afuera, mientras navegaba en la web, conocí Hipnoparto. Empecé a seguir a Carmen en las redes, a leer los partos positivos, a escuchar sus audios maravillosos y realicé el curso online. Gracias a todo su conocimiento y generosidad logré dejar atrás el temor y disfrutar de nuevo esa etapa tan hermosa y única de mi vida. Todos los días repetía las afirmaciones y me iba a dormir escuchando sus audios. 

Comencé el trabajo de parto el 22 de mayo a las 21hs con olas uterinas muy leves. Ante la duda decidimos ir con mi marido al sanatorio. Tenía solo 1 centímetro de dilatación por lo que me hicieron volver a casa. Llegué, tomé un baño mientras escuchaba audios de meditación y dejaba que mi cuerpo me lleve. Luego me acosté un rato. Venía llevando las olas muy bien, respiraba en cada una de ellas y luego me relajaba en cada descanso. 

Cerca de la medianoche sentía contracciones cada vez más intensas por lo que le dije a mi pareja de volver al hospital. Me hicieron tacto y seguía con 1 centímetro de dilatación. Fue muy frustrante porque por protocolo frente a la pandemia no podía quedar internada hasta que no llegara a 4 centímetros de dilatación. Por ende, tuve que ir  a mi casa de nuevo. 

Decidimos esperar 3 horas más para volver al hospital. Gaby, mi marido, me llenó la bañera y estuve un rato largo dentro. El agua tibia hacía más llevaderas las olas. Luego mi cuerpo me pidió salir del baño, comencé a mecerme, a caminar, a sentarme.

Hacia lo que mi cuerpo me pedía y en cada ola imaginaba que faltaba cada vez menos para conocer a mi hijo. 

Así pasaron las horas y cuando me di cuenta había esperado 5 horas en vez de 3. Le dije a Gaby que tenía que ir al hospital porque ya no podía más. Por suerte cuando llegué me hicieron tacto y estaba con 5 centímetros de dilatación. Me sentí feliz y aliviada porque sabía que ya estaba a mitad de trabajo de parto y además supe que Gaby iba a estar conmigo compartiendo todo el proceso de parto. 

A partir de ese momento fue todo muy rápido. Quedé internada, a la hora pedí la epidural con 6/7 centímetros de dilatación porque las olas eran demasiado intensas y cerca de las 8 am comencé a pujar. Luego de 2 horas y 20 minutos de pujo ya no tenía más fuerzas finalmente Gael nacía con la ayuda de forceps. No era lo que yo había imaginado ni deseado pero entendí que era lo necesario para tener a mi hijo conmigo.

A las 10:19 hs del 23 de Mayo nació mi bebé al ritmo de Coldplay. Hicimos piel con piel enseguida mientras lo limpiaban arriba de mi pecho. Sentir su calor, su llanto, sus movimientos, fue mágico. Me sentí eufórica, empoderada, agradecida

Jamás hubiese imaginado tener un parto tan hermoso y positivo como el que he tenido a pesar de las circunstancias. Creo que eso es lo importante; resignificar y ver con otra perspectiva el momento más preciado que vivimos las mujeres. Hace dos meses que fui mamá y si me lo preguntan volvería a transitar todo el parto de nuevo.

Gracias Carmen por brindarme tu conocimiento y por crear confianza para que todas las mujeres afrontemos la hora del parto de manera positiva pase lo que pase.

La preparación al parto con hipnoparto de Parto positivo te ayuda a afrontar el parto con información, empoderada y sin miedos ¿El objetivo? Tener el mejor parto posible. Si quieres saber más sobre qué es el hipnoparto y cómo puede ayudarte haz click aquí. 

Sentir su calor, su llanto, sus movimientos, fue mágico. 

Me sentí eufórica, empoderada, agradecida. 

Jesica preparó su parto con el curso online de Parto Positivo. En esta ocasión, el relato de Jésica va acompañado de una foto de archivo. 

O continua leyendo los partos positivos de cientos de mamás que han preparado su parto con Parto Positivo. Partos reales y positivos.

Por la emoción me era imposible dormir, así que me puse los audios de relajación de hipnoparto, y la voz de Carmen me estuvo acompañando hasta las 5 de la mañana. Al levantarme de la cama noté como caía un líquido calentito y de color clarito, ¡había roto la bolsa! Mi pareja empezó a llenar la piscina de partos, y me metí en ella a las 18:50 Hs. ¡Qué relax, que paz!

Haz click para leer su testimonio

Marta Ferré

Libro y curso de Hipnoparto

Gracias Carmen por tu preparación me ayudó a superar miedos, mantener la calma y llevar un embarazo lleno de positivismo. Estoy agradecida de ese parto tan positivo, respetado y humanizado, mejor de lo que soñé. 

 

Haz click para leer su testimonio

Franceli

Libro de Hipnoparto

Lo había conseguido: parto natural, sin anestesia peridural ni puntos. Muchas gracias, Carmen, por ofrecernos este aprendizaje y transmitirnos que un parto positivo siempre es posible.

Haz click para leer su testimonio

Anna Bartolomé

Curso online de hipnoparto

Había sido capaz de tener el parto de mis sueños y aprender de mi cuerpo lo increíblemente poderoso que es. Un cuerpo de diosa, que engendra y trae vida de la forma más increíble posible.

Lee su testimonio aquí. 

Ana León

Curso presencial de hipnoparto

Pin It on Pinterest

Share This