Isabel dió a luz a Alba en el Hospital Vall D´Hebron de Barcelona, este es un bello relato de cómo ella va escuchando su cuerpo, se va adaptando a las circunstancias, cambiando incluso de parecer con respecto a la epidural durante el trabajo de parto, y convirtiendo sus decisiones en un parto positivo. Es un relato lleno de amor que narra como Isabel conoció “al amor de su vida”. Muchas felicidades familia. 

 “Hace 9 meses conocí al amor de mi vida!!

Era jueves 10 de septiembre y coincidiendo con el cambio de luna empecé a sentir olas uterinas. ¡El momento se acercaba! Pasé todo el día muy bien, y al día siguiente seguía con las olas cada vez más seguidas e intensas, pero muy soportables. Mantenía la calma encima de la pelota, de pie, en la ducha, todo lo que mi cuerpo me pedía.

Sobre las 18:30 del día 11 salimos al hospital, llevaba 2 horas con olas cada 4/5 minutos. Pensé que llegaría de unos 5 o 6 cm, pero al verme la doctora me dijo que estaba de 2…Me vine un poco abajo pensando que podría haber esperado. Pero me dijo que ya no volvía a casa porque había borrado el cuello del útero.

Me monitorizaron y fue lo menos bueno, 6 horas sola en la sala de monitores ya no había sala de dilatación disponible ( que es la misma donde das a luz). Sola,sintiendo a mi bebe… Tiempo atrás, si hubiera pensado en esa situación, me hubiera removido mucho y hubiera sentido ansiedad, pero esas horas, pude conectar con mi cuerpo y mi pequeña. La olas eran cada vez más intensas, yo solo quería ver a mi pareja para decirle que estaba bien.

 A las 20:00 me había dicho que estaba de 3 cm..ya me hice a la idea de que sería un proceso lento, pero estaba disfrutando de cada momento ayudándome de las respiraciones. Solo pensaba que mi pequeña estaba bien y en poco tiempo nos íbamos a conocer. 


A las 12 de la noche dejaron entrar a mi chico y ¡¡por fin había sala disponible!! Ya estaba de 7cm, pero me sentía muy cansada por no haber podido moverme por los monitores. Cada vez que me movía aumentaba la intensidad. Aunque mi idea principal era tener un parto natural, pedí la epidural. No me hizo efecto y a los 45 min ya estaba completa y preparada.

La matrona me animó a probar de pujar y si no llamaría de nuevo a la anestesista para poner de nuevo la epidural. Probé, saqué fuerzas de donde pude, pero me ardían las caderas, pensé que no podría soportarlo.  Así que pedí que llamara  a la anestesista.

En todo momento estuve informada y esta segunda vez si me hizo efecto la epidural. Durante todo el proceso estuvimos mi chico y yo solos con la matrona, luz tenue, respetando los tiempos, no me puso oxitocina, incluso me llegué a dormir….Me animaban en cada pujo, yo cogía aire y lo gestionaba perfectamente gracias a las respiraciones. Formamos muy buen equipo.  Me colocó el espejo y cuando vi la cabeza de mi bebita, saque todas mis fuerzas para tenerla lo antes posible conmigo.

En un par de pujos más, a las 5:07 del dia 12 de septiembre, mi pequeña estaba fuera. Pude cogerla yo misma y colocarla sobre mi pecho. Mi chico cortó el cordón una vez que dejó de latir. En ese momento alcanzamos la felicidad plena. Su lloro era el sonido más bonito que jamás pudimos imaginar. 

Piel con piel, durante más de 4 horas. Al no haber habitaciones disponibles estuvimos más tiempo en la sala de partos. Para mi fue lo mejor, toda la calma con mi bebé.

Cuando volvió la matrona solo podía darle miles de gracias x haberme guiado y apoyado en este momento tan especial para nosotras!

Me acordé muchísimo de ti ,Carmen, porque siempre estuviste a mi lado, en mi cabeza. Muchisimas gracias. ¡Sin duda alguna, el día de mañana repetiré! Estoy muy segura de mi misma, se dar a luz y mi bebe sabe nacer  💞” 

Mil gracias Carmen, de verdad que me has ayudado muchísimo a gestionarlo todo, a fluir. Creo que el parto es muy importante para repetir el proceso, me sentí muy acompañada por todo el equipo. Di a luz en Vall d’Hebron, y sin duda repetiré con ellos. 

Aconsejo a todas mis amigas tu libro y si pueden ¡¡el curso también!!  Incluso mi pareja alucinó de la manera que lo gestioné, aunque el pobre me dijo que si quería escuchar algo de música, y al medio minuto le dije que por favor apagara eso…Necesitaba silencio y conectar con mi cuerpo y con Alba.

Si tú también quieres preparar tu parto con Parto Positivo puedes hacerlo a través de del curso online a tu ritmo, talleres o del libro de hipnoparto.

O continua leyendo los partos positivos de cientos de madres que han preparado su parto con Parto Positivo. Partos reales y positivos.

Fui realizando cada una las respiraciones y visualizaciones, siendo primeriza pensé que iba tardar días… ¡aaay! qué ingenua fui. Cuando me explora para ver cómo estaba, la matrona me dice “bueno, pues esto ya está hecho, estás de 9 centímetros de dilatación”. (Imaginaos mi cara) lo primero que atiné a decir fue: “¡Pero… si soy primeriza!”

Haz click para leer su testimonio

María Moreno

Curso online de Hipnoparto

Leí el libro con Dani, mi marido.Además hicimos el curso online. Durante las últimas semanas de embarazo escuchábamos el audio todas las noches. Era como un somnífero incluso  llenamos la casa de frases de hipnoparto. Al día de hoy aún me cuesta creer lo que hemos hecho, lo bien que nos ha hecho sentir y la buena recuperación que hemos tenido.

Haz Click para leer su testimonio

Alba

Libro de hipnoparto y curso online

Luego de siete pérdidas, nos decidimos por la ovodonación, con la segunda transferencia, quedé embarazada de Unai. A pesar del miedo natural por todo lo que habíamos pasado, pude vivirlo de una manera muy positiva y disfrutarlo. Medité, hice yoga para embarazadas y por supuesto, el Curso online de Hipnoparto de Carmen Moreno.

Haz click para leer su testimonio

Eva Sardina Valdés

Curso Online

Pin It on Pinterest

Share This