María realizó el curso de Parto Positivo, la sorprendió  lo fácil y rápido que le resultó su parto aún siendo primeriza. Haz click aquí para más información sobre el curso online de Parto Positivo ¡Enhorabuena María! Os dejo con su testimonio:

Empecé con contracciones a la 7:30 y fui realizando cada una las respiraciones y visualizaciones, siendo primeriza pensé que iba tardar días… ¡Aaay! Qué ingenua fui. Mi marido se iba al trabajo y le dije que se fuera tranquilo (era el primer día que sentía contracciones) soy primeriza y esto puede llevar días.

Decido levantarme y ponerme a hacer cosas en casa, lavar sábanas, limpiar un poco, porque total… soy primeriza esto no va a ser coser y cantar. 

 

Van pasando las horas y empiezo a notar que las contracciones pasan de 20 segundos a 40 en unas 3 horas, no le doy mucha importancia, sigo a lo mío, escaleras arriba, escaleras abajo, limpia que te limpia…

A las 13 empiezo a tener contracciones que duran 50 segundos y que a veces me dejan un poco paralizada, miro los intervalos, son de 3 a 4 minutos. Pienso en mi amiga Ana, aun teniendo contracciones a ese tiempo, no se puso de parto. Recuerdo que al explorarla le dijeron que estaba de 3 centímetros de dilatación. No me preocupo.

 

Pasan 15 minutos y las contracciones suben a una media de 1:10 minutos con intervalos de 2 a 3 minutos… decido llamar a mi marido y decirle: “creo que ya estamos de parto… si puedes vente para casa” como me escucha entera me dice que prefiere terminar el día del curro (sale a las 16 Hs.), que si no estoy de parto le quitan un día de vacaciones que quiere disfrutarlo con el niño. Antes de que corte la llamada tengo una contracción… se queda a la espera y me dice: te amo.

 

A los 15 minutos me llama y me dice que se viene para casa, que me vaya preparando. Le digo que necesito terminar de tender una lavadora (la cual llevo intentando tender hace 10 minutos) que con las contracciones no había podido y ducharme. En el transcurso de la llamada me dan dos contracciones… la última creía que me iba a romper.

 

Consigo terminar de tender y voy a ducharme. Estando en la ducha llega mi marido y quiere darme un beso y en ese momento no quiero ni que me toque (recuerdo una lectura en Internet sobre cómo las matronas saben de cuánto estás (dilatación) dependiendo de cómo actúes. Recuerdo que la expresión: “¡no me toques!” corresponde aproximadamente a 8 centímetros. Después de 30 minutos entre salir de la ducha y montarme en el coche salimos para el hospital. 

Llegamos a urgencias a las 15 Hs., las contracciones, sentada y sin moverme, estaban como multiplicadas por mil en intensidad aunque de pie me eran mucho más llevaderas. Creía que no iba a poder aguantar las parestesias, pero sentía los pies como acolchados, cosa que lo hizo muy fácil.

 

Cuando me exploran para ver cómo estaba, la matrona me dice “bueno, pues esto ya está hecho, estás de 9 centímetros de dilatación”. (Imaginaos mi cara) lo primero que atiné a decir fue: “¡Pero… si soy primeriza!”, a lo que su respuesta fue: “hija algo has hecho bien para que estés de 9 centímetros”. Esto me lo dice llegando a la habitación de paritario (lugar en donde se dilata, se hace el expulsivo y se hace piel con piel en la misma sala) al escuchar eso, empiezan a llegar matronas y enfermeras para fliparlo. 

Mandan a mi marido a realizar el ingreso y en una de las últimas entre que llegaba y no, empiezo a notar ganas como de hacer caca. Espero a que llegue, llega por fin a las 15:45 y en la siguiente contracción le comento a la matrona que siento como ganas de hacer caca.

El cuerpo me pedía estar de cuclillas, y en cada contracción intentaba empujar sin poder evitar gritar. Me cambio de sitio y apoyo contra la cama. En el siguiente pujo me dicen que mi bebé ya está. 3 pujos en cada contracción y 4 contracciones más tarde, salió primero la cabeza y después mi cachorro… 16:30. 

 

Hora y media desde que llegamos al hospital, nació mi niño.

En total 9 horas desde el inicio de las contracciones… ¡Fue todo tan rápido! 

 

 

 

Mi hermano se ha reído de mí durante mis meses de preparación al parto con Hipnoparto de Parto Positivo y hoy ha ha flipado como su hermana, la quejosa, primeriza ha tenido a su hijo, a su cachorro, en brazos luego de 9 horas desde el comienzo de las primeras contracciones.

 

 Esto ha sido Gracias a ti Carmen, de verdad GRACIAS POR LO QUE HACES, ¡Me lo pusiste muy fácil!

 

La preparación al parto con hipnoparto de Parto positivo te ayuda a afrontar el parto con información, empoderada y sin miedos ¿El objetivo? Tener el mejor parto posible. Si quieres saber más sobre qué es el hipnoparto y cómo puede ayudarte haz click aquí. 

Foto de archivo ya que María prefiere no compartir fotos de su bebé. 

 

María preparó su parto con el curso online.

O continua leyendo los partos positivos de cientos de mamás que han preparado su parto con Parto Positivo. Partos reales y positivos.
Lo volvería a hacer mil veces, todo fue excelente y no cambiaría ni un segundo, esa era la forma en la que Alma decidió venir a este mundo y fue totalmente espectacular poder ayudarla a encontrar su camino. Haz click para leer su testimonio
Vanesa Jiménez

Libro de hipnoparto y curso online

Y por fin ahí estábamos las dos disfrutando ese intercambio de miradas. Se enganchó al pecho a los pocos minutos. Yo no tuve ningún tipo de desgarro y me encontraba fenomenal, más empoderada que nunca y con ganas de gritarle al mundo y en especial a las mujeres que somos pura magia. Lee su testimonio que incluye video del parto
Lorena Cañón

Libro y curso online de hipnoparto

Había sido capaz de tener el parto de mis sueños y aprender de mi cuerpo lo increíblemente poderoso que es. Un cuerpo de diosa, que engendra y trae vida de la forma más increíble posible. Lee su testimonio aquí. 
Ana León

Curso presencial de hipnoparto

Pin It on Pinterest

Share This