Desde el minuto uno Lorena tomó control de su embarazo y parto. Estaba informada (¡La información es poder!) y empoderada, sabía lo que quería y lo que no y sobre todo, sabía que para conseguirlo, requería, además de preparación, encontrar a profesionales respetuosos con sus preferencias. Al no encontrar un hospital respetuoso en su zona, Lorena no dudó en trasladarse a otra comunidad autónoma. Es toda una inspiración.

Si queréis saber más sobre cómo lo hizo os dejo enlace sus perfiles sociales.

Su pequeña Colet llegó al mundo en un parto natural en agua precioso, lleno de amor y respeto. Como dice Lorena somos pura magia. Un parto positivo no tiene por qué ser nuestro parto soñado pero en este caso así lo fue. Lorena preparó su parto con el curso online y libro y es para mí un honor haber podido aportar mi granito de arena a este maravilloso encuentro entre Lorena y Colet.

Aquí tenéis el vídeo de su parto natural en agua (parte 1 y 2). Las que estáis haciendo el curso de Parto Positivo veréis que Lorena utiliza la respiración y afirmaciones. Es maravilloso poder ver un parto real, sin filtros ¡No os perdáis los dos vídeos!

ESPECTACULAR poder ver un parto real sin filtros. Gracias Lorena por compartir. Aquí os dejo las palabras de Lorena:

El día 17 de agosto me levanto de la cama con pequeñas molestias de contracciones. Enseguida despierto a mi marido porque no podía estar más contenta y no pude reprimir las ganas. Esperamos en el apartamento hasta que las contracciones son continuas y más intensas. En ese momento nos vamos para el hospital. Me acuerdo continuamente de nuestro hijo mayor (20 meses) y me hace estar muy emocionada durante todo el proceso. Había preparado una lista de reproducción con canciones preciosas, cada una de ellas me transportaba a momentos especiales de mi vida como el día de mi boda, el nacimiento de mi primer hijo, recuerdos de la infancia… Escuchar música y la relajación de hipnoparto me ayudó a relajarme muchísimo. Prácticamente me pasé toda la dilatación llorando por las emociones que despertaban en mí los recuerdos de esas vivencias.

Una vez en el hospital comprueban que el trabajo de parto es activo, nos pasan a la habitación de partos de baja intervención.
Allí me muevo con libertad, utilizo la pelota, el TENS y finalmente decido entrar en la bañera.

El equipo médico no puede ser más atento y más cercano, me hacen sentir tranquila y en control en todo momento.

A diferencia de mi primer parto, no siento dolor, sé lo que está haciendo mi cuerpo en todo momento y las respiraciones me ayudan a controlar perfectamente la intensidad de las olas uterinas. Quiero que sea cada vez más intenso, porque eso indicará que tendré a mi pequeña antes en brazos.

Empiezo a sentir unas ganas imparables de empujar, la intensidad es muy muy grande (no era consciente de tener esa fuerza en mi interior) con dos contracciones más sale la cabecita de mi pequeña. La matrona me sugiere que me ponga de pie y con la siguiente ola uterina nacía Colet. 3,810kg y 53 cm de puro amor. La cogí en mis brazos y juntas salimos de la bañera. El alumbramiento de la placenta se produjo de forma espontánea incluso hicimos una foto con la placenta aún unida a ella, fue un momento maravilloso. Papá cortó el cordón cuando ya había dejado de latir.
Y por fin ahí estábamos las dos disfrutando ese intercambio de miradas. Se enganchó al pecho a los pocos minutos. Yo no tuve ningún tipo de desgarro y me encontraba fenomenal, más empoderada que nunca y con ganas de gritarle al mundo y en especial a las mujeres que somos pura magia.

A continuación las fotos del parto natural en agua de Lorena ¡No os las perdáis!

¿Quieres saber más sobre qué es el hipnoparto? Haz click aquí para leer sobre qué es. Si quieres saber cómo puede ayudarte lee testimonios de otras mamás. Si tienes dudas no dudes en contactar conmigo.

Y por fin ahí estábamos las dos disfrutando ese intercambio de miradas. Se enganchó al pecho a los pocos minutos. Yo no tuve ningún tipo de desgarro y me encontraba fenomenal, más empoderada que nunca y con ganas de gritarle al mundo y en especial a las mujeres que somos pura magia.

Gracias a todo el que ha aportado un granito de arena para que finalmente yo tuviera mi parto soñado.

Lorena Cañón

Alumna del curso online y lectora del libro de hipnoparto

Pin It on Pinterest

Share This