Romy tuvo a su primer hijo después de veinte horas de trabajo de parto en un parto lleno de intervenciones innecesarias. Esa primera experiencia también la llenó de aprendizaje y decidió vivir su segundo parto de otra manera y evitar intervenciones innecesarias. No solo lo consiguió, sino que fue una historia que ella describe como “de película”, su segundo bebé nació en el coche de camino al hospital. Una experiencia muy positiva y empoderadora. Romy preparó su parto con el curso online de Parto Positivo ¡Enhorabuena Romy! Os dejo con su testimonio:

Todos los embarazos son diferentes y cada bebé nace cuando está listo.

Con mi doctora  acordamos que íbamos a esperar hasta la semana 41 para inducir (habíamos hecho separación de membranas en la semana 39) y en caso de no avanzar tendríamos que hacer cesárea  (eso si me daba miedo porque era lo que menos quería). La cita de esa semana fue un lunes, seguía con 2 centímetros de dilatación y el bebé sin estar en posición. Al día siguiente por la noche busqué unos ejercicios en youtube sobre cómo “ayudar” para que el bebé se acomodara (la verdad los hice sin mucha fe), pero para mi sorpresa, funcionaron… 1.40 am del miércoles  empecé con contracciones.

Estaba muy feliz porque sabía que podría ser el día… Uno muy especial para mí.

Empecé con las respiraciones aprendidas durante el curso por unos 30 minutos y me di cuenta que las Olas Uterinas ocurrían bastante seguidas (3 a 4 minutos). Como con mi primer hijo fue un patrón parecido, me decidí a esperar media hora más antes de despertar a mi esposo. El dolor era medio y totalmente controlable con la respiración.

Desperté a mi esposo y llamamos a la doctora la cual me pregunto sobre el nivel de dolor yo le indique que soportable por lo que me recomendó esperar 30 minutos más. Tras la llamada el dolor incrementó por lo que decidí meterme a la tina con agua muy caliente. El agua y la respiración me ayudaban a controlar el dolor totalmente. Me repetía que era un dolor pasajero y que era porque pronto iba a conocer a mi bebé. Después de 15 minutos sentí que mejor era irnos al hospital, debido a que teníamos que dejar a mi otro hijo, al salir de casa ya había pasado una hora y media en total desde que había comenzado con las olas uterinas.

Eran las 3.05 de la madrugada cuando salimos pero como las olas uterinas estaban más intensas, le recomendé a mi esposo acelerar, a los diez minutos de haber salido de casa empecé a sentir más dolor y como un poco de deseos por pujar, me asuste porque estábamos a medio camino; igual respiraba y respiraba y en ese momento rompí bolsa. Llamamos a la doctora, ella me iba tranquilizando por teléfono. Por más rápido que manejara mi esposo el camino era un poco largo y el bebé decidió no esperar más, las ganas de pujar eran incontrolables a como pude me baje los pantalones (seguía mi instinto). Puje una vez más… Y mi bebé había coronado y un par de pujadas más y salió todo el cuerpo. Si, con el carro en movimiento, ahí en el asiento delantero milagrosamente pude tomar a mi bebe con mis propios brazos sin que se resbalara de mis manos y pegarlo a mi pecho. Venía con el cordón como corbata (una vuelta) me asuste porque no veía que reaccionara pero seguí las instrucciones de mi doctora hasta que lo oímos quejarse. Mi esposo y yo llorábamos.

Todo suena de película, pero fue un verdadero milagro. Ocho minutos después llegamos al hospital, mi doctora nos esperaba y pudieron finalmente cortar el cordón y asistirlo.

Sin duda alguna el curso me super ayudo a mantener el control en todo momento, me empoderó y ayudó a controlar el dolor. Recordé mucho del curso y otra parte fue puro instinto.

Les comparto mi experiencia para recordarles que todas podemos que estamos preparadas por la naturaleza para esto… Que hay que tener paciencia y confiar en nuestros bebés. Muchos éxitos para todas las que estén en la dulce espera. Saludos desde Costa Rica. 

La preparación al parto con hipnoparto de Parto positivo te ayuda a afrontar el parto con información, empoderada y sin miedos ¿El objetivo? Tener el mejor parto posible. Si quieres saber más sobre qué es el hipnoparto y cómo puede ayudarte haz click aquí. 

todas podemos, estamos preparadas por la naturaleza para esto… Hay que tener paciencia y confiar en nuestros bebés.

Romy preparó su parto con el curso online de Parto Positivo.
O continua leyendo los partos positivos de cientos de mamás que han preparado su parto con Parto Positivo. Partos reales y positivos.
Lo volvería a hacer mil veces, todo fue excelente y no cambiaría ni un segundo, esa era la forma en la que Alma decidió venir a este mundo y fue totalmente espectacular poder ayudarla a encontrar su camino.

Haz click para leer su testimonio

Vanesa Jiménez

Libro de hipnoparto y curso online

Y por fin ahí estábamos las dos disfrutando ese intercambio de miradas. Se enganchó al pecho a los pocos minutos. Yo no tuve ningún tipo de desgarro y me encontraba fenomenal, más empoderada que nunca y con ganas de gritarle al mundo y en especial a las mujeres que somos pura magia.

Lee su testimonio que incluye video del parto

Lorena Cañón

Libro y curso online de hipnoparto

Había sido capaz de tener el parto de mis sueños y aprender de mi cuerpo lo increíblemente poderoso que es. Un cuerpo de diosa, que engendra y trae vida de la forma más increíble posible.

Lee su testimonio aquí. 

Ana León

Curso presencial de hipnoparto

Pin It on Pinterest

Share This