Alba preparó su segundo parto con el libro de hipnoparto, quería vivirlo de manera consciente, siendo dueña de su parto y de sus decisiones. Su bebé, India, llegó al mundo en un parto muy rápido y positivo. Si tú también quieres preparar tu parto ahora también puedes hacerlo con el  curso online de Parto Positivo ¡Enhorabuena Alba y bienvenida India!

Aquí tenéis su testimonio:

Después de un primer parto que aunque no se puede considerar malo (gracias a Dios todo fue bien), no sentí que estuviera preparada ni con un papel activo en ese primer parto. Esta vez nos lo tomamos con otra actitud.

Leímos a Consuelo Ruiz entre otros y el maravilloso libro de hipnoparto. Que me ayudó muchísimo en el camino… Puse en práctica las relajaciones, las afirmaciones y muchas visualizaciones tanto para ayudar a mi cuerpo como personales en cuanto a mis creencias para ayudar espiritualmente.

El 6 de noviembre 39+4 anduve como los días anteriores para activar mi cuerpo, y por la tarde nos fuimos a pasear la familia aún de tres. Al llegar a casa le dije a mi marido, que estaba bañando a mi hijo, que podía llamar a la abuela porque después de cenar un poco deberíamos ir al hospital…yo notaba contracciones por delante y por detrás y aunque no eran regulares tenían cierta intensidad.

En el hospital nos dijeron que estaba de 2cm y el cuello del útero casi borrado. Estuve en monitores una hora y media. Mis contracciones eran especialmente largas, ya en mi primer parto la matrona se sorprendía de las contracciones triples.

Nos fuimos a casa a descansar. Después de tomar un yogur, las contracciones eran muy intensas y me fui a la cama escuchando a Carmen, dejando que su voz me transmitiese paz, confiando en mi cuerpo y rezando a la Virgen, que sabía lo que estaba viviendo y siempre nos acompaña.

A la una de la mañana me desperté con contracciones muy intensas. Tras darme una ducha con agua caliente, a duras penas pude volver a mi cuarto y decidimos ir al hospital. 

El trayecto de de 3-4 minutos en coche se me hizo eterno, Apenas podía descansar unos segundos entre una contracción y otra. El apoyo de mi marido (mi Carmen Moreno particular esa noche) fue clave. Con tranquilidad me repetía que  mi cuerpo está preparado para esto y que yo era capaz.

Al llegar a urgencias no permitieron a mi pareja entrar y estar sola fue muy doloroso. Pedí que me subieran a paritorio, pero tenían que hacer un tacto. Estaba de 4 cm… Apenas pude bajar de la camilla, desvestirme para ponerme sus ropas… Todo sola… Y mientras me hacían el ingreso (recuerda que tengo contracciones seguidas) les suplicaba que me subieran al paritorio, pero me querían tomar la tensión y abrir una vía… No podía concentrarme en otra cosa así que grité que quería empujar porque ya sentía mi cuerpo abrirse más y más por momentos”.

“A duras penas llegué a la silla de ruedas, se abre una puerta y puedo ver a mi marido, entonces consigo volver a centrar mis respiraciones y pensar en el bebé. Desde ese momento mi marido comentaba lo que queríamos o necesitaba (que me cubrieran la vía para no verla, etc.) En el paritorio de nuevo tacto y ¡Ya estaba completa! En apenas 15 min entre urgencias y ascensor había dilatado y la matrona me prometía que en dos empujones ya saldría mi bebé.

En mi anterior parto hubo muchas personas entre mis piernas y alrededor, preocupación, desinformación…. Sin embargo en este caso el paritorio tenía la luz suave, una matrona, una auxiliar y mi marido me acompañaron y me animaron. En tres empujones salía nuestro bebé y la dejaban en mi abdomen. Mientras mi marido me decía que era una niña, la bebé se movía con fuerza hasta mi pecho, buscándolo.

Fue un parto muy intenso, a la hora y 10 de habernos despertado ya teníamos a India en brazos“.

“No sólo era capaz de parir, tenía el poder en mi cuerpo para hacerlo y mi bebé la fuerza para conseguirlo”.

Alba preparó su parto con el libro de Parto Positivo. Ahora también está disponible el curso online.

O continua leyendo los partos positivos de cientos de madres que han preparado su parto con Parto Positivo. Partos reales y positivos.
Lo volvería a hacer mil veces, todo fue excelente y no cambiaría ni un segundo, esa era la forma en la que Alma decidió venir a este mundo y fue totalmente espectacular poder ayudarla a encontrar su camino.

Haz click para leer su testimonio

Vanesa Jiménez

Libro de hipnoparto y curso online

Y por fin ahí estábamos las dos disfrutando ese intercambio de miradas. Se enganchó al pecho a los pocos minutos. Yo no tuve ningún tipo de desgarro y me encontraba fenomenal, más empoderada que nunca y con ganas de gritarle al mundo y en especial a las mujeres que somos pura magia.

Lee su testimonio que incluye video del parto

Lorena Cañón

Libro y curso online de hipnoparto

Había sido capaz de tener el parto de mis sueños y aprender de mi cuerpo lo increíblemente poderoso que es. Un cuerpo de diosa, que engendra y trae vida de la forma más increíble posible.

Lee su testimonio aquí. 

Ana León

Curso presencial de hipnoparto

Pin It on Pinterest

Share This